Una vida de récord: los 10 hechos portentosos del vencejo

Por SaberSabor el
04/11/2014

Desde los primeros días de abril resulta común observar en cualquier pueblo y ciudad de España la asombrosa exhibición de los vencejos


Aparentemente sin esfuerzo este animal hiende el aire como un látigo, volando de manera errante en grandes bandadas que pueblan el cielo de chillidos ensordecedores, planeos, revoloteos y rápidos cambios de dirección. El vencejo común es de sobra conocido por todos nosotros, y para muchos, oír la algarabía que producen en el cielo es sin duda sinónimo de esparcimiento y calor, la viva estampa del bochorno y el paso soñoliento de las horas en cualquier jornada de estío.

Sin embargo, lo que no todo el mundo sabe es que detrás de esos vuelos y ese ruido endiablado se encuentra uno de los animales más fascinantes de la naturaleza. Algunos de sus atributos son de récord y no está de más que los repasemos en el siguiente ranking que de seguro sorprenderá a más de un lector. Estos son los 10 hechos portentosos del conocido y singular vencejo:

1. Los vencejos son aves migradoras que pasan el invierno en las lejanas latitudes del África Central y Meridional, para regresar después cada primavera a efectuar su cría en Europa. Mediante la técnica del anillamiento, los ornitólogos han demostrado que las parejas se guardan fidelidad prácticamente durante toda la vida y que sienten además un gran apego al viejo nido familiar, siendo capaces de orientarse hasta el punto de regresar y recordar un año después su emplazamiento exacto. En algún caso se ha podido comprobar incluso como una hembra ocupó 12 años seguidos el mismo nido. Con el fin de medir la habilidad de los vencejos para orientarse, unos investigadores capturaron en Suiza 28 individuos de vencejo real y los trasladaron en avión a Lisboa, donde fueron puestos en libertad. Pese a no haber realizado nunca por si mismos ese viaje, al menos una docena de las aves logró regresar a su colonia atravesando toda la Península Ibérica y el sur de Francia. El récord lo obtuvo además uno de ellos, que volvía a ocuparse en Suiza de la crianza de los pollos tan sólo 3 días después de ser liberado en Portugal.

Vencejo en el cielo de la tarde

2. Uno de los aspectos más llamativos de la biología de los vencejos es su extraordinaria adaptación para la vida aérea, pues puedan pasar meses enteros volando ininterrumpidamente y sin posarse nunca. De hecho, desde el momento en que abandonan el nido por primera vez no paran de volar ni un solo segundo hasta transcurridos 21 meses, cuando llega el momento de ser padres. Esta circunstancia fue descubierta por un naturalista británico hace 200 años, quien observó que los vencejos sólo se posan cuando están criando, y aún así lo hacen exclusivamente en el nido y en ningún otro lugar. Su habilidad y resistencia les permite alimentarse en el aire, y beben de charcas y lagunas mediante arriesgadas pasadas a ras de agua, sin tocar el suelo ni una sola vez. Se ha comprobado incluso que machos y hembras realizan la cópula en pleno vuelo y que para hacer el nido se bastan con objetos recogidos en el aire como plumas, vilanos o pequeñas fibras vegetales. Para colmo existe un tipo de vencejo en Indonesia que ni siquiera se molesta en realizar la recolección, ya que para fabricar su nido utiliza exclusivamente su propia saliva, que además es comestible. Su consumo es tradicional en el Lejano Oriente, donde organizan peligrosas expediciones con cuerdas y andamios de madera a fin de recoger los nidos suspendidos a gran altura en las cuevas donde anidan. Este manjar es el ingrediente principal de la famosa “sopa de nidos de golondrina”.

3. La pericia aérea de estos animales alcanza tintes asombrosos cuando se disponen a pasar la noche, ya que los vencejos, como no podía ser de otra forma, también duermen en pleno vuelo. Con la puesta de sol estos animales finalizan sus erráticas acrobacias y se integran en un solo bando, que se eleva en amplios círculos hasta desaparecer finalmente de la vista. ¿A dónde se dirigen? Mediciones de radar han demostrado que tras alcanzar suficiente altura, los vencejos quedan suspendidos en el aire y en un estado de aletargamiento similar al sueño, aunque sin dejar nunca de aletear. En estas condiciones, mecidos por las corrientes de aire, han sido sorprendidos ocasionalmente por pilotos de aviones a altitudes de casi 2.000 metros, donde permanecen toda la noche hasta que al amanecer bajan de nuevo en bandadas que se disgregan cerca del suelo.

Nidos del vencejo de las cuevas, ingrediente básico para la famosa sopa de nidos de golondrina. Autor, Reforma.Imufomot

Nidos del vencejo de las cuevas, ingrediente básico para la famosa sopa de nidos de golondrina

4. Algunas especies de vencejos, es cierto, no duermen en el aire… Pero eso no les quita ni un ápice de espectacularidad. En América del norte vive un pariente de nuestro vencejo común, el llamado vencejo de las chimeneas, con una curiosa costumbre a la hora de conciliar el sueño: elige siempre las chimeneas de los edificios para pasar la noche. Uno de los más curiosos espectáculos de la naturaleza es la contemplación de millares de vencejos maniobrando para instalarse en una de estas estructuras a la hora del ocaso. La masa revolotea en forma de embudo y va introduciéndose poco a poco dentro del orificio hasta desaparecer completamente en su interior. Como es de esperar, resulta irremediable que perezcan miles de estas aves cuando los propietarios encienden el fuego o los quemadores de petróleo, totalmente ignorantes del “dormitorio comunitario” que se ha organizado en su chimenea.

5.  Los vencejos capturan infinidad de pequeños insectos, los cuales llegan a formar auténticos enjambres suspendidos sobre pueblos y ciudades. Para cazarlos se limitan simplemente a abrir la boca, que en estos animales es un auténtico embudo, pero aún así las presas son tan pequeñas que los padres necesitan aportar diariamente más de 40.000 insectos para poder alimentar a su progenie. A fin de dar una idea de la gran cantidad de invertebrados que un vencejo es capaz de atrapar, diremos que en una sola ceba a una de sus crías se pudieron contar hasta 600 pulgones… Con estas cifras no es de extrañar el vuelo histérico e ininterrumpido  de los padres durante todo el día.

6. Se trata del único pájaro, por lo que hasta ahora conocemos, que se permite el lujo de cambiar su rumbo y hacer rodeos para evitar zonas tormentosas, ya que pueden predecir con suficiente antelación la llegada de los frentes o las bajas térmicas. Cuando se acerca una borrasca a su territorio, los pequeños vencejos prevén su llegada y se desplazan delante de ella, eludiéndola. Las aves se esfuman literalmente y aparecen después en gran número en otras regiones, a menudo a cientos de kilómetros de su lugar de origen. Una vez pasado el mal tiempo, los vencejos regresan a su área inicial y continúan la crianza de sus hijos como si no hubiese pasado nada.

Vencejo real. Autor, Jonathan Hornung

Vencejo real

7.  En estas circunstancias adversas la ausencia de los padres durante varios días no entraña peligro alguno para la pollada. Tan pronto como los padres se marchan y cesa el suministro de alimento, las crías entran en un periodo de letargo durante el cual su gasto energético disminuye hasta niveles sorprendentes. Un ornitólogo finlandés, Jukka Koskimies, demostró que en el vencejo común los pollos resisten el frío y la inanición haciendo descender sus temperaturas corporales más de 28ºC (una especie de hibernación temporal) y que pueden mantener este letargo hasta 10 o 12 días, tiempo más que suficiente para el regreso de los padres y la vuelta a la normalidad.

8. Aún así, cuando las condiciones climáticas adversas se alargan demasiado, los vencejos recién llegados de África pueden quedar atrapados y sin posibilidad de alimentarse por espacio de muchos días: la lluvia y el frío impiden el vuelo de los insectos de los cuales se alimentan, lo que hace que estas aves se debiliten progresivamente y acaben por morir en gran número. Se les puede ver entonces aferradas a las paredes de los edificios en un intento desesperado por no caer al suelo (donde sus patas extraordinariamente cortas no les permitirían levantar el vuelo), y si el mal tiempo se prolonga, en las calles de las ciudades aparecen multitud de vencejos totalmente extenuados y que no oponen resistencia cuando se intenta cogerlos con la mano.

Área de distribución del vencejo común. En rojo, zona de cría. en azul, área de invernada. Autor, Jorisboschmans

Área de distribución del vencejo común. En rojo, zona de cría. En azul, área de invernada

9.  La capacidad de predecir el mal tiempo permite a los vencejos elegir e incluso variar sobre la marcha sus rutas migratorias, siempre en busca de las mejores condiciones meteorológicas. Este extraordinario comportamiento fue descubierto casualmente durante una inspección rutinaria de radar en las inmediaciones de Zurich, en los Alpes septentrionales. Una tormenta de grandes proporciones se estaba gestando al sur de la cordillera, y cualquier otra ave no hubiera dudado en poner pie a tierra y esperar una mejoría del tiempo… pero no los vencejos. Todavía a cientos de kilómetros de la perturbación, el grupo decidió dar un rodeo en su viaje a África y poner rumbo ¡a París!  No es que los vencejos hubiesen perdido la orientación: sencillamente habían detectado las bajas presiones y tomaron una dirección alternativa para su migración anual hacia el sur, pasando esta vez sobre Francia, el norte de España, el Mediterráneo Occidental y Túnez.

10. El vencejo es considerado actualmente el ave más rápida del mundo. Nuestro conocido vencejo común puede alcanzar fácilmente los 90 km por hora en vuelo sostenido, pero esta marca está muy lejos del récord absoluto, actualmente en poder de su pariente el vencejo de cola espinosa o vencejo mongol. Minuciosos estudios efectuados con esta ave, que en sus vuelos migratorios llega a alcanzar Tasmania desde la zona oriental de Siberia, han podido establecer una velocidad de crucero de 144 km/h y velocidades punta de hasta 170 km/h. Si a esta rapidez le unimos sus habilidades acrobáticas, o el hecho de que puede llegar a recorrer sin descanso más de un cuarto de millón de kilómetros mientras caza o duerme a lo largo del año, no nos queda sino revisar nuestras ideas preconcebidas acerca de este portentoso animal… sin duda, un animal de récord.


Un artículo de Antonio Bellón Márquez para sabersabor.es ©


Viajes y destinos relacionados

40 Comentarios

  1. Juana de Ortega

    Interesantísimo artículo relativo a esta preciosa ave.Muchas gracias por ampliar mis conocimientos.

    Responder
    • sabersabor

      Hola Juana. Gracias a ti por tu mensaje de apoyo. Saludos.

      Responder
  2. Drusila

    interesante articulo.
    Yo soy de Bs As Argentina y recien dijeron en la radio (www.100radios.com) un dato curioso..q esta ave duerme volando y entonces googleando encontre este articulo.
    Saludos y muchas gracias por la info!

    Responder
    • sabersabor

      Hola Drusila, gracias a ti por el interés y por seguirnos desde Argentina. Saludos.

      Responder
  3. Bárbara

    Precioso. Los amo tantísimo! Tan humildes y tan espectaculares! Solo corrección: no son los más rápidos…su altealteza el halcon pegrino puede alcanzar (y superar?) Los 300 km/h cuando se lanza en picado a atrapar una presa.
    Fantástico articulo.

    Responder
    • sabersabor

      Hola Bárbara. Muchas gracias por tu comentario y por tu interés. Estas aves son realmente sorprendentes. Recibe un cordial saludo.

      Responder
    • Pascual

      Hola!

      Bárbara, evidentemente, el halcón los supera en velocidad, pero para cada cosa, lo suyo. El halcón necesita esa velocidad solo para un motivo concreto, y es en el momento de la caza, mientras el vencejo pasa toda su vida en el aire (excepto cuando está en el nido para alimentar a sus polluelos). No creo que el halcón haga lo que hacen los vencejos que yo veo todas las primaveras y veranos desde mi casa o en mi ciudad (en el sur de España) que es estar todo el día en el aire, a velocidades increibles y haciendo todo tipo de acrobacias mientras cada insectos, de lo que se alimenta

      Por la noche no los vés, han ascendido a gran altura, pero a veces se les oye. Impresiona, porque es de noche y está todo oscuro, pero son tantos, que aunque estén a gran altura, se les puede escuchar alguna vez

      Ya he llevado a varios de ellos al centro de recuperación de fauna silvestre de mi provincia, porque han caido a mi patio o algún tejado anexo a mi vivienda

      Saludos

      Responder
  4. joan

    Barbara, el halcon peregrino alcanza los 300km puntualmente en el picado, pero en el vencejo habla de vuelo sostenido, constante

    Responder
  5. Aitor

    increible e interesantisimo artículo encontrado en meneame.
    felicidades, nunca comento en las webs, pero este pájaro me ha parecido increible.
    saludos

    Responder
    • sabersabor

      Gracias Aitor por el comentario. Esperamos seguir contando con tu ánimo. Un saludo.

      Responder
  6. Justo

    Gracias por el artículo. Es la respuesta a las preguntas que siempre me había formulado al observar el vuelo de estas sorprendentes aves.

    Responder
    • sabersabor

      Gracias a ti Justo por el interés. Nos agrada que sea parte de las respuestas que buscabas. Saludos.

      Responder
  7. Barberina

    gracias por este meraviglioso articulo.

    Responder
    • sabersabor

      Gracias a ti Barberina por encontrarlo interesante. Un saludo.

      Responder
  8. Luis

    Donde están este año los vencejos, en mi zona no se ven.

    Responder
  9. Esther

    Acabo de rescatar a un Vencejo de mi terraza. Estaba atrapado en el canal donde se acumula el agua de la lluvia. Ha sido una operación muy arriesgada, casi mortal para mí, pero con cuidado y amor, lo he cogido, le he puesto agua por encima… Estaba muy cansado, respirada hondo y lentamente, con los ojitos cerrados. Parece que ha pasado muchas horas, o días ahí encerrado. Estaba lleno de caca, hasta su pico. Le he puesto un cojín y le he dejado ahí, mojado con agua, y le he proporcionado migas de pan. Cuando le he querido meter agua con un cuentagotas, se ha lanzado a volar. Estos pájaros pasan 9 meses del año volando. Comen, duermen y copulan volando. Sólo se posan para poner huevos.
    ¿Tendré huevos en la terraza? Ha sido un regalo hermoso. : )
    ¡Gracias por la información!

    Responder
    • Angel

      Hola Esther
      He leído tu comentario hoy julio de 2018 en Camprodón (España)
      La aventura del canalón me ha recordado alguno de mis veranos de pequeño en Salamanca, donde efectivamente, los canalones eran la trampa mortal para los vencejos. Liberamos algunos con mi padre.
      Desde hace diez días estoy intentando criar un vencejo encontrado en un garaje. Todavía está echando plumas y le tengo que alimentar abriéndole el pico… arañas, moscas, trocitos de carne, babosas pequeñas y algún caracol a trocitos… le he tenido que poner una red porque ya se ha salido dos veces de su caja… pero no sé hacerlo mejor y me temo que se morirá…
      Le he filmado y le muestro la película y escucha y mira…
      El artículo me ha enseñado y gustado mucho. Ni de lejos conocía todo lo que he aprendido hoy sobre los vencejos. Lo más sorprendente, su larga vida…

      Responder
  10. Rebeka

    Muy interesante el articulo. Me acabo de mudar y he visto que los vencejos vienen una y otra vez a mi canalon…se posa un instante y echa a volar de nuevo. Habrá un nido en el canalón? O lo estará construyendo? Porque no oigo ruido de polluelos

    Responder
  11. Rosa

    Hola he llegado a vuestra página porque adoro a los vencejos. Sólo quiero deciros que en el caso de encontrar un vencejo nunca hay que darle pan o pan con leche. Eso se carga el sistema digestivo del animal que sólo come insectos.
    Muchas veces basta con impulsarles de nuevo al aire pues no pueden retomar el vuelo por lo que basta con lanzarles al aire de nuevo.
    Si a pesar de lanzarles no pueden volar hay que hidratarle con agua únicamente. Comprar comida para animales insectivoros y si es muy complicado cuidarle (que lo es) llevarles a un hospital de fauna que hay en todas las Comunidades Autónomas.
    Espero que con estas pautas ayudemos lo máximo a estos increíbles animales.

    Saludos!!

    Responder
    • Pascual

      Hola!

      Evidentemente, Rosa. Si no sabes como criarlos (hay que hacerlo dándole insectos o comidas especializadas de insectos que se pueden comprar, como bien dices) mejor llevarlos al centro de recuperacion de fauna silvestre de tu provincia. Yo ya lo he hecho varias veces, y aunque me pille lejos (45 kms de ida, y otros 45 de vuelta) vale la pena

      Hay que preservar la naturaleza, y además son animales muy beneficiosos, sobre todo en esta época, donde al igual que las salamanquesas, entre otros animales, nos libran de los insectos

      Saludos

      Responder
      • Graham

        Si encontrais uno en MADRID traele a
        GREFA
        Monte del Pilar S/N Majadahonda Madrid 28220 España
        grefa@grefa.org
        Teléfono:916387550
        http://www.grefa.org

        Voy a traer uno alli hoy, me dicen que sus cuidos son bastante especializados.

        Responder
  12. Javier

    Excelente artículo. De adolescente crié varios vencejos que caían del nido o extenuados por las altas temperaturas, en la canícula y en el casco antiguo de Huesca. Les daba muchas moscas durante 3 semanas, no hacía otra cosa durante el día. Es una pena que los tejados y ventanas de los edificios rehabilitados y los nuevos limiten mucho su cría por la ausencia de huecos. Ahora tengo 50 años, creo que la población en mi ciudad ha disminuido muchísimo, quizás 2 o tres veces. Es mi ave favorita sin duda alguna.

    Responder
    • Pascual

      Hola!

      Javier, no se puede esperar mucho de un pais donde no hay concienciación (o al menos, cierto sector de la población) sobre el trato a los animales y la naturaleza, de ahi que ni siquiera los constructores piensen en las aves cuando hacen las construcciones. Al menos nos queda el consuelo de que están protegidos, y que mucha gente si está concienciada, y que los salva cuando los vé en peligro, bien por sí mismos, o llevándolos a lugares especializados sobre la fauna salvaje, como los centros de recuperación de fauna silvestre

      Saludos

      Responder
  13. Bernardap

    Estoy criando un pollo de vencejo.Le encontré unos bultos en el dorso y después de investigar supe que eran quiste foliculares. Les qites las costra como pude y le estan saliendo plumas pero aun le queda una calva de un centimetro y medio. Esta totalmente desarrollado en el largo de sus alas y pesa 39 gramos.Ya se me escapa y pega volantones cuando lo cojo para darle de comer (grillos rubios), cada día me cuesta más darle la comida.
    En definitiva, temo que pase frio cuando lo libere y vuelva a caer.
    Le agradecería que ne indicará que debo hacer.
    Gracias

    Responder
  14. rocio

    Un artículo muy interesante y completo en información. Gracias, buen trabajo.
    La vida de un vencejo me resulta extraordinaria. Hace poco solté uno el cual alimente con grillos y moscas y fue una experiencia gratificante

    Responder
  15. Carmen

    Unicamente puedo añadir:
    GRACIAS !!!

    Responder
  16. antonio de rute

    sencillamente fascinantes , galácticos. De otro lugar. Siempre los consideré del cielo , esa es sin duda su patria sin fin.
    Falta por descifrar una cualidad mas : su enorme sociabilidad , saber de sus comunicaciones aéreas y sus estrategias de diálogo. Son muy comunicativos con sus gritos y gestos. Solo ellos saben lo que se dicen o se traen entre manos o mejor dicho entre alas je je. Son inteligentes . Son personas no humanas , al igual que otros animales bastante inteligentes… loros, delfines , perros , simios , cuervos , etc

    A pesar de que nos producen enorme admiración sigue sin efectuarse un entendimiento y acuerdo mutuo. la mayoría de las personas humanas pasan de ellos , no hay entonces por lo general contacto , aunque ellos siempre nos ven y controlan desde arriba. Una lástima que todavía no hayamos decidido ayudarlos activamente , a pesar de los millones de insectos y mosquitos (molestos para nosotros) de los que se alimentan.
    Me gustaría contactar con amantes y simpatizantes de estas aves … e intercambiar información .
    Si alguien quiere saber como alimentar pollos caidos , que me pregunte o mejor mire en :

    falciotnegre.com
    asapus.org

    En el tejado de mi casa ya conseguí por fin tener vencejos criando. Trabajito me ha costado que estas aves vean mi tejado y las cajas nido como amigas.

    Acabo .Estupenda información la de este artículo , me ha gustado mucho , asi como los comentarios de los lectores y lectoras. gracias

    y saludos !!

    Responder
    • sabersabor

      Gracias a ti Antonio por tu comentario. Nos alegra descubrir nuevas cualidades en estas magníficas aves. Un saludo.

      Responder
  17. Juano

    Muy interesante todo lo relacionado con los vencejos. No tenía ni idea del animal tan increíble que es. Por las tardes, no todas, revolotean y vuelan como auténticos pequeños misiles, me asomo a mi terraza a orillas del mediterráneo y hay auténticas bandadas de estas aves. Gran maniobrabilidad y a velocidades increíbles.

    Responder
  18. Jorge

    por favor, alguien puede indicarme que puedo hacer con unos cientos de vencejos que se ‘ADUEÑARON’ de la chimenea de mi casa, muchos caen de arriba y es una verdadera fiesta para mis gatos. Nunca antes habia visto estas avecillas por Paraguay. Saludos

    Responder
  19. María

    Artículo muy interesante y muy de acuerdo con el punto 8. Ya que yo tuve uno en mi mano, una cría supongo y estuvo un rato conmigo en un día lluvioso.

    Responder
  20. Saturnino Caraballo Díaz

    LAS VENCEJERAS Y LOS VENCEJOS

    Los días de la trilla eran muy largos
    proclives a realizar de todo,
    procurando entretenido acomodo,
    salvándonos de sueños y letargos.

    El cielo lo inundaban los vencejos
    en vuelos volatineros rasantes,
    pilotos en oleadas constantes
    con anteojos de ver de muy lejos.

    Buscaban con ahínco los gorgojos,
    insectos minúsculos, unas larvas
    que anidan en el suelo de las parvas,
    flotantes como nube ante los ojos.

    En su caza usábamos vencejeras:
    un palo, una cuerda y unos alambres,
    alivio de nuestros padres las hambres
    en los años de hambrunas agoreras.

    Subidos sobre cantos y paredes,
    que limitan los prados de las eras.
    ¡Ironías!, murieron las praderas
    y donde les tendíamos las redes.

    El cuerpo en equilibrio basculante,
    alerta ante la entrada del vencejo
    golpeábamos su ala o entrecejo,
    cayendo al suelo inerte hacia adelante.

    Muchas veces se daba bien el día
    logrando colleras de diez a doce,
    y la partición de la caza un goce
    en la grey de la infante cofradía.

    Sin pausa los vencejos abatidos,
    ¡nosotros sin saber que era ternera!,
    desplumados a la sombra de la era
    engrosaban pucheros de cocidos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    Responder
    • SaberSabor

      Maravilloso poema. Muchas gracias por compartirlo Saturnino. Un gran abrazo.

      Responder
  21. Saturnino Caraballo Díaz

    DE GOLONDRINAS UN NIDO

    De golondrinas un nido
    que en el establo se hallaba,
    viendo al Niño que mamaba
    supieron su haber nacido.
    Y con el tiempo cumplido
    formaban las golondrinas,
    como santas peregrinas ,
    parte de la comitiva
    que a Jesús lleva cautiva
    despojándole de espinas.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    Responder
  22. Ottawa

    He recogido uno en el jardín, parecía tener frio y muy cansado, lo he dejado toda la noche en una caja, le di un poco de agua, a la mañana lo he subido al tejado… y se ha echado a volar! menos mal… no sabía si estaba herido.
    Ha sido muy bonito, han venido varios vencejos, uno se ha tocado varias veces, seria su pareja.. que cosa más sencilla y que gratificante a la vez…

    Responder
  23. Saturnino Caraballo Díaz

    EL NIDO ENTRE LOS LILOS DE LA TERRAZA

    En su exploración hallaron los lilos
    el Dios de las aves guió a las torcaces
    y a salvo las puso de otras rapaces
    de garras corvas sañudos los filos.

    Ramas trajeron hiladas en hilos
    dejándose ver breves y fugaces
    en sus picos minúsculos los haces
    de un nido de amor hecho entre sigilos.

    Empolló la hembra y alumbró a dos huevos
    Teresa con granos la fue alimentando
    los lilos suaves flores sin espinos

    vieron el nacer de dos seres nuevos
    los vieron crecer la pluma emplumando
    y al fin supieron que eran palominos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    Responder
  24. Maria Nemesia

    Hoy, en la mañana, me he encontrado un vencejo en una calle de mi pueblo. Había dos en el suelo pero uno de ellos estaba muerto. He visto que el otro respiraba y me lo he traido a casa.
    No se muy bien como alimentarlo aunque sé que comen moscas y mosquitos pero no estoy por la labor de la caza y captura de moscas.
    Hay algún sitio que se dedique a criarlos?? Es en la provincia de Madrid, cerca de Aranjuez.

    Responder
    • Angeles

      Hola, En Grefa, en Majadahonda, te los sacan adelante y los liberan, tienen pagina web

      Responder
  25. Alberto

    Desde hace unos años, los vencejos de Valencia, han dejado de chillar. Alguien sabe cuál es la razón ?????
    Albertobenlloch@yahoo.con

    Responder
  26. Jose

    Yo me encontré uno hace casi un mes. Era bebé, ahora adulto gracias a grillos y tenebrios. No ha perdido todos los cañamones para soltarlo aún, pero cuando lo intento socializar con su entorno asomandolo a la ventana se pone a temblar y se esconde en mi mano. Está muy consentido y le encanta que le acaricie.Siempre k me oye llegar se pone a chillar de alegría y si me acuesto a su lado se viene de su nidito de bufanda hasta mi cuello y se keda dormido. No sé qué voy a hacer si no kiere irse nunca. Ya estoy buscando cómo preparar su estancia para el invierno. Aparte hay cernícalos en mi ciudad, otro gran peligro para todos los pájaros.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Vencejos « La Fuente del Toro - […] Una vida de récord: los 10 hechos portentosos del vencejo […]
  2. Una vida de récord: los 10 hechos portentosos del Vencejo - […] Una vida de récord: los 10 hechos portentosos del Vencejo […]
  3. Consuegra, entre molinos y leyendas - SaberSabor - Turismo Cultural - […] Una vida de récord: los 10 hechos portentosos del vencejo […]

Deja un comentario

For the lands of Don Quixote

Colaboradores

Ruta del Vino de La Mancha
advertisement
advertisement

Suscríbete

Suscríbete

Recibe todos nuestros reportajes e información sobre las próximas actividades directamente en tu email. ¡No te pierdas nada!

Su solicitud se ha enviado correctamente. Recibirá una confirmación en su correo electrónico.

Pin It on Pinterest

Share This